¿Comienza el principio del fin de los asesores inmobiliarios?