La metodología del trabajo basado en horario está a punto de ser obsoleta