La metodología del trabajo basado en horario está a punto de ser obsoleta

¿Te imaginas tener un trabajo en el que tú estableces los horarios? Tú eres dueño de tu tiempo y eres la persona que decide cuándo desempeña las tareas diarias. 

No es un sueño, esta ya es una realidad y los beneficios hacen que sea cada vez una mejor opción para las empresas. 

Sin lugar a dudas, el Covid-19 ha sido el catalizador de nuevas formas de trabajo y empoderamiento de los profesionales. Rápidamente, han surgido muchas alternativas para satisfacer las demandas cambiantes del lugar de trabajo moderno, como:

  • Días remotos.
  • Horario flexible de trabajo.
  • Trabajo remoto a tiempo completo.
  • Semana laboral comprimida.

De estas muchas alternativas, el horario flexible y el teletrabajo son las más populares:

  •  Horario flexible. Tal como su nombre indica, este modelo permite que los empleados pueden desviarse del horario de trabajo tradicional de nueve a cinco, de lunes a viernes. En base a este planteamiento, los trabajadores pueden personalizar su horario para satisfacer sus necesidades específicas. Esto puede significar comenzar a trabajar temprano y salir temprano, comenzar más tarde en el día y salir tarde, o incluso trabajar en diferentes días de la semana.
  • Teletrabajo. Teletrabajo significa trabajar en la oficina a tiempo parcial y trabajar fuera de ella el resto del tiempo acordado por contrato, ya sea en casa, en una cafetería, en un espacio de trabajo compartido o en otro lugar. Si bien antes era inaudito que los empleados realizaran su trabajo de forma remota, la llegada de Internet, la nube y los dispositivos conectados ha hecho posible que muchos empleados cumplan con sus responsabilidades desde su propia casa, sin necesidad de pisar la oficina.

Nuevo y ventajoso enfoque

Los beneficios para los empleados del horario flexible o el teletrabajo son muy relevantes e incluyen:

  • Menos distracciones: cuando se eliminan las distracciones comunes de la oficina, como el ruido, las reuniones prolongadas y las charlas, los empleados pueden permanecer completamente presentes y concentrarse mejor en sus tareas.

  • Eficiencia mejorada: al programar su trabajo alrededor de las horas en que son más productivos, los empleados pueden ejecutar tareas de manera más efectiva y producir un trabajo de mayor calidad. Un estudio de la Universidad de Stanford descubrió que los empleados eran 13.5% más productivos cuando trabajaban desde casa.

  • Mejora de la salud y el bienestar: sin la presión de estar en la oficina durante ocho horas seguidas, cinco días a la semana, los empleados están en mejores condiciones para hacer frente a los problemas de salud física y mental.

  • Mejor gestión del tiempo: al ayudar a los empleados a reducir o eliminar sus desplazamientos diarios. Encuentran que disponen de más tiempo para completar las tareas y cumplir con los plazos.

  • Compromiso mejorado: con el tiempo extra y la energía que proviene de flexibilizar sus horas, los empleados pueden involucrarse más plenamente con su trabajo.

  • Promover el equilibrio entre la vida laboral y personal: al darles a los empleados más tiempo para abordar las responsabilidades y demandas de sus vidas personales, se muestran más dedicados y productivos en sus vidas profesionales.

Más satisfacción laboral, menos gastos y menor rotación.

Estudios indican que el 79% de los empleados con un horario de trabajo flexible informan que estar satisfechos con su trabajo, lo que significa que el adquirir cierto control sobre sus horas de trabajo aumenta las probabilidades de que se sientan más felices en su trabajo.

Adaptar los nuevos modelos de trabajo a tu empresa pueden significar una mejora de la capacitación tecnológica de la plantilla y ahorro, gracias a menores gastos generales, absentismo reducido y menor rotación.

¿Tú ya eres parte de esta nueva forma de trabajo?

EnglishSpanish